Y salta y salta, salta, salta, salta….

Y salta y salta, salta, salta, salta….

 

Los beneficios de saltar a la soga.

Es posible desarrollar músculos, aumentar la resistencia y mejorar el sistema cardiovascular. Todo por la módica suma de una soga.

No es sólo para boxeadores o niños. Saltar a la soga es uno de los entrenamiento aeróbicos por excelencia, gracias al cual se puede adquirir un increíble estado atlético. y esto no es lo único que una simple cuerda puede lograr. Vayamos por partes. Saltar la soga no solo tonifica los músculos de las piernas, sino también fortalece brazos y aumenta la resistencia aeróbica. Por eso es el ejercicio preferido de los boxeadores en cada jornada de entrenamiento. Ademas, si se ejecutan los saltos con mayo velocidad, también podemos desarrollar la rapidez corporal.

Realizar esta activad trae beneficios similares a la practica de la natación, correr , caminar o esquiar. Se calcula que las calorías que se queman en una tanda de 15 minuto, manteniendo una velocidad de 80 a 140 revoluciones por minuto, son las mismas que se quemarían trotando durante el mismo tiempo.

También tiene sus secretos.

Cuando saltamos, debemos procurar que las articulaciones no se resientan. Lo mas recomendable es caer sobre la parte anterior del pie para que el tendón de Aquiles, las plantas de los pies y los gemelos absorban el golpe.

Debemos acostumbrarnos a utilizar el calzado deportivo adecuado y que brinden al pie la estabilidad necesaria.

Otra técnica que lo ayudara a protegerse es saltar un tiempo con ambos pies, y luego alternando uno y otro. Cuando adquiera practica, realice el ejercicio brincando veinte o treinta veces sobre el mismo pie. Esta variación  evitara que fuerce en demasía sus dos piernas. La alternancia lo hará descansar.

Practicar el salto de cuerda sobre superficies parejas, como un piso de parquet o una alfombra, piso de goma, es fundamental.

Un sinfín de beneficios.

Lo importante es señalar que con el salto de soga se logra desarrollar la capacidad aeróbica, que mejora las condiciones del corazón y de los pulmones. Esto es esencial para los deportistas, ya que les ayuda a conseguir una buena recuperación física. Esto es hasta tal punto cierto que los jugadores de fútbol, por ejemplo, pueden realizar varios piques seguidos sin agotarse.

Al contrario de los ejercicios anaeróbicos, en la actividad aeróbica se mantienen sesiones constantes con periodos de descanso espaciados, como en al bicicleta, en las caminatas o en los trotes.

Si trabaja con las sogas pesadas, conseguirá notables progresos en la musculatura de sus piernas y ademas desarrollara el sistema vascular y respiratorio.

Para adquirir una buena forma le recomendamos el siguiente plan de prácticas:

  • Comience lentamente, saltando la soga durante 15 segundos.
  • Descanse otros 15 segundos y paulatinamente vaya aumentando el tiempo a un minuto y medio
  • Luego salte durante 3 minutos y finalmente incremente el tiempo a 5 minutos disminuyendo los descansos.

 

Acá tenes un plan simple pero muy eficaz par ponerte en forma.

Cualquier consulta, no dudes en cantactarnos.

 

Laura Soto

Profesora Nacional de Educación Fisica. Directora de Dynamic Entrenamiento Personal

Fuente: Revista Buena Salud

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*