Los músculos necesitan combustible

Los músculos necesitan combustible

La aparición de fatiga muscular en el transcurso de una competencia deportiva o en una simple clase de gimnasio a conciencia, prolongada, es un hecho corriente pero que puede presentar diferentes variantes.

Hay quienes se agotan rápidamente mientras que otros, mas entrenados, tienen mas aguante. Esto se debe a que el contenido total de hidratos de carbono en el cuerpo, es escaso.combustible muscular 4 En condiciones normales, solo existen alrededor de 200 gramos de glucógeno,  el combustible que usamos en cada acción muscular, en el organismo, que se distribuyen por partes iguales en el hígado y en el musculo esquelético  En los demás tejidos el contenido es muy bajo.  En cambio, la cantidad de grasas de deposito es mucho mayor. La transformación de los elementos nutritivos esparcidos en la sangre , en azúcar o glucosa  es función particular del hígado.   Así resulta, que en un sujeto con una preparación especial para practicar ejercicios prolongados de resistencia  el sustrato principal metabólico para la actividad muscular son los derivados de las grasas de almacenamiento  Esta comprobado que los atletas que tienen un entrenamiento físico esmerado y profesionalizado  desarrollan músculos que modifican su comportamiento metabólico  aprovechando mas y mejor las grasas como sustrato energético. El entrenamiento intensivo ahorra glucógeno muscular, que no es abundante, y lo preserva para tramos finales de una competencia, que requieren el máximo del esfuerzo.

 

Los glúcidos en el trabajo muscular

 

Cuando se realiza un ejercicio moderado, de resistencia, las grasas y los hidratos de carbono son oxidados casi en proporciones iguales. El órgano fundamental  para regular la glucemia, como se menciono antes, es el hígado  donde también los depósitos de glucógeno se agotan con rapidez, pero es la disponibilidad de este combustible la que va a posibilitar el retardo en la aparición de fatiga. Su ausencia limita la duración de un ejercicio de resistencia. Es importante entonces ingerir alimentos o líquidos con carbohidratos absorbibles durante el desarrollo de una competencia  ademas de una nutrición adecuada anterior, que lleve a niveles óptimos los depósitos musculares del glucógeno.

combustible muscular 2La alimentación del deportista es un factor clave para poder elevar su grado de resistencia. Por eso se aconseja la ingestión de dietas con un alto contenido de hidratos de carbono, que mantienen las reservas glucídicas necesarias  Cuando se ingiere una comida rica en carbohidratos y de fácil digestión entre 3 y 4 horas antes de la actividad física intensa, los glúcidos están disponibles en el momento de la mayor demanda muscular y se logran perfomances superiores  El consumo de glúcidos durante la competencia, cuando se trata de ejercicios de resistencia que se prolongan durante varias horas , retrasa la  aparición de fatiga. Se recomienda la ingestión de soluciones que contengan 10% de hidratos de carbono, esta proporción mantiene la hidratación del atleta y ofrece la suficiente cantidad de glucidos como para sostener los niveles de oxidación y glucemia.

Un buen entrenamiento físico y una adecuada alimentación, mejoran el desenvolvimiento deportivo de un individuo. La dieta balanceada brinda al cuerpo los nutrientes para su funcionamiento y el entrenamiento bien realizado, capacita al organismo para la utilización adecuada de sus reservas de combustible.

 

La clave es orientar al deportista sobre la manera de consumir los alimentos de acuerdo con sus hábitos alimentarios, creando menús agradables a la vista y deliciosos al paladar, de una forma adecuada a sus necesidades individuales.

Profesora Laura Soto

Fuentes:  Revista Buena Salud

Libro “Nutrición en el deporte”.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*